“Todos los conflictos del pasado que no se han elaborado están en el presente”

“Durante la guerra murieron 600.000 personas en un país que tenía unos 26 millones de habitantes. Solo en el verano de 1936, fueron ejecutadas 50.000 personas. Según el historiador Josep Fontana, ese verano fue el período más sangriento del siglo XX. De los muertos, unos 150.000 siguen desaparecidos y se cree que la mayoría está en las numerosas fosas que siguen todavía sin abrir. Después de tantas décadas, España es el segundo país del mundo con más fosas sin abrir después de Camboya. También hay desaparecidos que murieron en campos de concentración o de “trabajo” en Francia y Alemania. Hay otros cuyos restos están en el Valle de los Caídos, donde el gobierno de Franco se llevó sus restos desde cementerios y fosas sin el permiso de los familiares.

(…)

Los hijos de padres y madres republicanos fueron un grupo especialmente maltratado durante la posguerra y el franquismo. El nacional catolicismo tenía como misión “reeducar” a los republicanos a la fuerza, lo que se hizo a través de una educación aterrorizante sobre el infierno, el demonio y otros conceptos que marcaron a esa generación.

(…)

Aparte del terror, de las muertes, del hambre y de todo lo sufrido por los hombres, las mujeres republicanas eran atacadas también porque eran vistas como “inmorales” por las ideas respecto a la igualdad de género que hubo durante la Segunda República. Por eso recibieron, ellas y los hijos a los que cuidaban solas (los hombres estaban en el frente, en la cárcel o muertos) un trato especialmente violento y cruel.

También con el golpe de 1936, el régimen cambió la legislación para eliminar los derechos de las mujeres, por lo que no podían emanciparse hasta los 25 años (excepto para casarse o para meterse a monjas), no podían tener su propio dinero, no podían trabajar fuera de casa ni heredar. Y la educación se separó por géneros.

(…)

Durante los cuarenta años de la dictadura, el régimen de Franco, con la colaboración de la Iglesia católica consiguió hacer de España un desierto donde reinaban el nacionalismo español, la obediencia, el catolicismo y el anticomunismo. El olvido lo consiguieron a través de una represión brutal y sistemática, donde todo acto político, cultural, educativo y religioso solo podía llevarse a cabo para celebrar y reforzar el régimen franquista. Cualquier otra idea o expresión era reprimida y gran parte de la población vivía con la amenaza de la cárcel y la tortura. Incluso así, muchas personas no olvidaron y lucharon contra el régimen, y una gran parte de ellas vivieron la realidad de la cárcel y la tortura.

En este desierto no había partidos políticos, los cargos políticos eran designados en lugar de ser votados y la represión contra cualquier oposición al régimen era feroz. Cientos de miles de personas se tuvieron que exiliar y muchos de los exiliados ayudaron a la resistencia desde fuera. No se podían tener reuniones de más de 20 personas (y durante algunos años, de más de 12 personas) sin el permiso de las autoridades. En las aulas de la Universidad había polícias de paisano escribiendo cada palabra del profesor y de los estudiantes para denunciarles si hablaban contra el régimen franquista. Las redadas y las cargas policials en las universidades eran tremendas pero muchos estudiantes y algunos profesores mantuvieron una valiente resistencia.

No había libertad de prensa y todos los libros y películas eran sometidos a una censura extrema. Traer libros prohibidos del extranjero era una tarea difícil y arriesgada pero necesaria. Era difícil conseguir un pasaporte y España vivía aislada, al margen de lo que ocurría al norte de los Pirineos.”

Desenterrar las palabras (Clara Valverde Gefaell). Ed. Icaria.

Transición:

“O hacemos el cambio nosotros o nos lo hacen” (Arias Navarro. Presidente del gobierno en 1975)

En la actualidad:

“PP y Ciutadans evitan condenar el franquismo en el Parlament catalán y plantan al resto de diputados tras una gran bronca” (11 octubre 2013)

“Con quien tiene que dialogar Carles Puigdemont es con su abogado”. Según Pablo Casado,  “¡Qué no se repita la historia porque igual acaban como Companys!” (9 octubre 2017)

“El torturador Antonio González Pacheco, conocido como ‘Billy el Niño’, ha sido captado en una fotografía de un acto en la Comisaría de Policía del Distrito de Ciudad Lineal de Madrid celebrado este jueves”. (5 octubre 2018)

“Todos los conflictos del pasado que no se han elaborado están en el presente” (Transmission of Trauma. The Argentina Case. L. Edelman, D. Kordon y D. Lagos)

Bernat Deltell. Publicat el divendres 12 d’octubre 2018

 

4437visites totals,1visites avui

El teu compromís econòmic com a lector em pot ajudar encara més a fer recerca periodística. Moltes gràcies!
Vull col·laborar
0 respostes

Deixa una resposta

Vols unir-te a la conversa?
No dubtis a contribuir!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada